El mantenimiento de las calderas industriales es esencial para garantizar su seguridad y eficiencia. El mantenimiento adecuado puede ayudar a prevenir averías, reducir los costes de funcionamiento y prolongar la vida útil de la caldera.

Hay tres tipos principales de mantenimiento de calderas industriales:

  • Mantenimiento preventivo: El mantenimiento preventivo se realiza de forma regular, independientemente de si la caldera presenta algún problema. Incluye tareas como la limpieza, la inspección y las pruebas. El mantenimiento preventivo puede ayudar a detectar y corregir problemas potenciales antes de que se conviertan en averías.
  • Mantenimiento predictivo: El mantenimiento predictivo utiliza herramientas y técnicas para predecir cuándo es probable que se produzca una avería. Esto puede ayudar a planificar el mantenimiento de forma más eficaz y reducir el tiempo de inactividad de la caldera.
  • Mantenimiento correctivo: El mantenimiento correctivo se realiza para reparar una caldera que ya ha sufrido una avería. El mantenimiento correctivo suele ser más costoso que el preventivo o el predictivo.

El mantenimiento adecuado de las calderas industriales puede ayudar a garantizar la seguridad de los trabajadores

Reparaciones de calderas